Ingeniería Innovación 

INNOVACION TECNOLOGICA-UNCUYO

Diseñan software que evalúa hábitos posturales en el trabajo

¿Cuántas veces hemos terminado una jornada laboral con contracturas o fuertes dolores en la espalda por las malas posiciones frente a la computadora?

Agencia CTyS (Laura Guevara) - Para prevenir los problemas que causan las malas posturas frente a la computadora, la diseñadora industrial y especialista en ergonomía Roxana Del Rosso y el diseñador industrial Juan Manuel Monteoliva desarrollaron Ergo Lab.


Se trata de una herramienta de obtención de datos que permite realizar una autoevaluación del puesto de trabajo. El objetivo del programa es generar acciones preventivas para que no se desarrollen malas posturas en el ambiente laboral.


La Ergonomía posee un método propio de investigación, cuyo aporte genuino son las técnicas de análisis de tareas, conjunto de procedimientos que permiten obtener información del puesto de trabajo, del trabajador y de la forma en que desarrolla la actividad.


El software diseñado parte del conocimiento de los componentes que conforman el sistema en los puestos de trabajo con computadoras (PTC) y que constituyen una nueva herramienta de análisis.


Para su desarrollo fue necesaria la operacionalización, es decir, llevar datos abstractos a indicadores capaces de ser medidos empíricamente, conformando unidades de análisis: hábitos posturales, confort ambiental, entorno de trabajo y aspectos psicosociales.


El software consiste en un cuestionario digital de autoevaluación cuyo objetivo es medir el estado de las cuatro categorías de análisis, para así poder corregir aquellos factores que dañan la salud del usuario.


La investigación se dividió en tres etapas. En la primera, se elaboró el instrumento, para lo cual se definieron previamente las unidades de análisis.


Durante la segunda etapa, se llevó a cabo la validación del cuestionario como instrumentos de medición, a través del SPSS (Statistical Package for the Social Science), un programa estadístico informático muy utilizado en las ciencias sociales.


Finalmente, en la última etapa, se logró el patentamiento y la aplicación de Ergo-Lab. A manera de prueba piloto, los investigadores seleccionaron un centenar de trabajadores de oficinas de tres facultades de la UNCuyo. Luego, se les envió a sus computadoras el cuestionario desde un servidor ubicado en el Laboratorio de Ergonomía.


La investigación arrojó el siguiente diagnóstico: falta de renovación de equipamiento y falta de capacitación del personal respecto de los riesgos de trabajo.


Por eso, desde el laboratorio piensan comenzar a impartir charlas a los trabajadores de la universidad sobre la Ergonomía en el trabajo en oficina, que incluyen la difusión del software y consejos sobre el mobiliario y la posición correcta que se debe adoptar al trabajar frente a una computadora.


Las cuestiones más importantes a tener en cuenta para lograr una buena postura que no sea perjudicial a la salud son: la silla, el mobiliario y los factores ambientales, en especial la iluminación.


El diseño de la silla debe asegurar una postura saludable, con el tronco erguido y la curvatura lumbar sostenida por el respaldo. Debe tener un acolchamiento entre 2,5 y 4 cm de espuma semi-rígida y tapizado textil de fibras que permitan respirar a la piel y eviten el resbalamiento anterior.


La mesada de trabajo es el segundo componente en importancia: su altura debe coincidir con los codos flexionados y, en el plano inferior, debe permitir la libre movilidad de las piernas. Sus dimensiones en ancho y profundidad deben considerar el alcance de los brazos extendidos y los objetos que sobre ella se utilizan.


El demo del software se encuentra disponible en la web, ingresando a http://www.software.ergolabuncuyo.com.ar , usuario: ergo_lab, contraseña: demo.

Fecha de Publicación: 2010-11-25
Fuente: CTyS