Interdisciplinario Opinión 

MARGARITA PORTAPILA*

La matemática se aplica a la gestión del agua

La investigadora del CONICET explica la importancia de la hidroinformática en la gestión de los recursos hídricos y advierte sobre la necesidad de recabar datos sobre el agua.


Margarita Portapila (Especial para Agencia CTyS)- Gestionar un recurso como el agua no es una tarea sencilla, debido a las múltiples causas de contaminación. En este sentido, la hidroinformática cumple un rol importante porque estudia el agua, a través de complejos sistemas informáticos.

En esta disciplina se pueden obtener datos hidrológicos, como precipitaciones o caudales de ríos, aunque también, es importante para saber cómo se transporta el agua hacia los cauces.

Los trabajos hidrológicos tienen varios inconvenientes en Argentina por la escasez de datos que se poseen, porque a lo largo del tiempo las estaciones de estudio de agua y energía fueron quedando inactivas. Sin embargo, la tecnología brindada por el Centro Internacional Franco Argentino de Ciencias de la Información y de Sistemas (que pertenece al CONICET) permite obtener mucha información.

La hidroinformática se estableció en nuestro país hace mucho tiempo, pero la tecnología que se utiliza hoy permite tener algoritmos numéricos más precisos. Lo novedoso es el concepto disciplinario, basado en técnicas modernas.

Los métodos numéricos permiten comprender algunos factores que intervienen en la contaminación en suelos y aguas subterráneas. Por ejemplo, se puede analizar como un contaminante llega a las aguas subterráneas con la investigación de la dinámica de fluidos.

No obstante, los modelos teóricos cambian constantemente y son el resultado de un análisis riguroso, que busca encontrar herramientas concretas para tomar medidas. Por eso, el concepto de soporte de decisión es el que acompaña a la hidroinformática. Evaluar el estado de los recursos hídricos es la base para la creación de un paquete de herramientas que actúan como “soporte” para solucionar problemáticas medioambientales.

La hidroinformática es necesariamente parte de un trabajo interdisciplinario, porque varios factores que competen a diversas especialidades intervienen en la problemática de los recursos hídricos.

Actualmente, en Santa Fe se está realizando una experiencia piloto para obtener un soporte de decisión en la cuenca del río Carcarañá. En este caso se estudian aspectos hidrológicos, pero también económicos, culturales y sociales, principalmente teniendo en cuenta la actividad antrópica que se lleva a cabo, como por ejemplo la actividad agraria. La elección del Carcarañá surge por su pertenecía a varias provincias, por lo que el uso del suelo y el agua se vuelve conflictivo.

En el mundo se tiene un panorama más completo respecto a estos estudios porque se investiga en concreto, mientras que en Argentina el trabajo es más teórico. No obstante, en nuestro país hay una disposición del Estado para hacer más inversión para formación y tecnología. 


*Margarita Portapila es ingeniera civil de la Universidad Nacional de Rosario. Realizó una maestría en España. En 1997, comenzó el Doctorado en el Wessex Institute of Technology dependiente de la University of Wales. La investigadora residió hasta 2007, cuando regresó al país para estudiar la mecánica de fluidos computacional en el Centro Internacional Franco Argentino de Ciencias de la Información y de Sistemas (CIFASIS). Además, la Dra. Portapila integra el Programa de recursos humanos del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MinCyT), por el que repatrían y relocalizan a investigadores argentinos que migraron al exterior.

Fecha de Publicación: 2011-03-31
Fuente: Agencia CTyS