Ingeniería Divulgación 

A TRAVÉS DEL ULTRASONIDO

Crean un nuevo sistema para monitorear los ejes ferroviarios

Investigadores del CONICET desarrollaron una herramienta capaz de garantizar el correcto funcionamiento de los ejes y proveer un mayor nivel de seguridad. El objetivo principal es evitar posibles accidentes mediante una maquinaria capaz de censar los desperfectos propios del uso.

Agustina Fuertes (Agencia CTyS) – A través de los años, los distintos medios de transporte han evolucionado gracias a un importante avance tecnológico que se produjo a nivel mundial. Sin embargo, aún queda mucho camino por transitar en materia de seguridad e infraestructura, ya que las nuevas tecnologías exigen herramientas que se encuentren a la altura de las circunstancias.

Las formaciones que actualmente funcionan en el país exigen un mantenimiento riguroso para garantizar la seguridad de los pasajeros. Por ello, un grupo de investigadores de CONICET desarrolló una herramienta que permite inspeccionar los ejes sobre los que circulan los trenes mediante un sensor que puede detectar si poseen alguna falla.

“El equipo realiza un barrido electrónico con el haz de ultrasonido obtenido con tecnologías Phased Array (PA) y ‘pinta’ en la pantalla lo que encuentra. Después, estas imágenes se procesan para poder interpretar los ecos, y un logaritmo inteligente determina si hay o no defectos”, explica a la Agencia CTyS José Brizuela, que es doctor en Ingeniería de Sistema y Automática, investigador de CONICET y coordinador del proyecto.

En la actualidad, la inspección sobre los ejes se realiza de forma manual por medio de un operario que registra si existe algún inconveniente y lo reporta. Por lo tanto, esta alternativa tecnológica podría resultar clave para poder crear nuevas normativas de control y garantizar un mejor funcionamiento del sistema.

Puertas adentro

En la actualidad, para realizar la inspección es necesario desmontar el par montado que está compuesto por el eje y las dos ruedas, pero esto resulta muy costoso y lleva mucho tiempo. Por ello, el investigador pensó en una alternativa viable y económica: el transductor con el que se hace el barrido se apoya en la punta del eje y esto no necesita del desmonte, ahorrando recursos y mano de obra.

“Esta herramienta posee una gran capacidad de detección y garantiza una inspección muy rápida. Usualmente al técnico le lleva alrededor de una hora hacerla, mientras que con este sistema llevaría sólo 15 minutos”, explica Brizuela a la Agencia CTyS.

De esta forma los expertos podrían inspeccionar todos los ejes rápidamente y graficar un historial a partir de la información obtenida. “Las estadísticas serían fundamentales para generar nuevas normativas, ya que hoy están faltando”, detalla el investigador, y agrega que el Estado debería invertir en el proyecto porque trata de una tecnología “compatible, moderna y duradera”, destaca.

Un “ecógrafo” industrial

Los ejes ferroviarios se exponen día a día a elevados ciclos de carga que fatigan el material con el que son realizados y, si bien la resistencia ha sido mejorada mediante diseños más eficientes y propiedades mecánicas adecuadas, continúan siendo elementos críticos ya que de ellos depende la seguridad y la fiabilidad ferroviaria.

“Lo que buscamos son fisuras de muy poca penetración que se generan por el uso pero hacen que el eje cambie de radio en las zonas de acuerdo. Esta técnica pretende evaluar la situación de manera automática y reducir las intervenciones humanas”, argumenta el ingeniero, ya que así “el escaneo sería mucho más efectivo que el que se realiza hoy manualmente”.

Por otra parte, Brizuela destaca que si bien la inversión inicial es alta en comparación a los sistemas que se utilizan en la actualidad, es necesario que se realice y por ello han experimentado con material prestado de la línea Roca. “Hemos obtenido muy buenos resultados, y hoy esperamos encontrar una inversión que nos permita seguir trabajando en este proyecto”, concluye.

Fecha de Publicación: 2015-05-26
Fuente: Agencia CTyS