Agrarias Divulgación 

DESARROLLO DE CADIC-CONICET

Un sistema de cosecha sustentable para la producción maderera

Científicos fueguinos diseñaron una nueva estrategia de cosecha que mejora la conservación de la biodiversidad, disminuyendo los costos y manteniendo los ingresos de las empresas agropecuarias y aserraderos en los bosques nativos del fin del mundo.

Gaspar Grieco (Agencia CTyS) - Las actividades de cosecha y producción maderera generan conflictos para la conservación de la biodiversidad en los bosques patagónicos, principalmente, por la pérdida de hábitats específicos para las especies que las habitan. Ante esta problemática, científicos del Laboratorio de Recursos Forestales del Centro Austral de Investigaciones Científicas (CADIC-CONICET) definieron una estrategia de manejo novedosa para la región, que apunta a un uso sustentable de los bosques nativos.

Los investigadores proponen un sistema de cosecha que conserva parte de la estructura del bosque original para la conservación de la biodiversidad y los ciclos naturales del bosque. Este original sistema ya fue adoptado por empresas madereras locales con muy buenos resultados a escala de paisaje, habiéndose integrado dentro de los planes de manejo que establece la legislación provincial.

“En estas áreas que buscamos conservar, sobreviven muchas especies del bosque primario, a diferencia de lo que sucede en los bosques intervenidos, donde desaparecen hasta que se recupera la estructura forestal original. En los agregados de retención hemos encontrado muchas especies de aves, insectos y animales que desaparecen del bosque cosechado”, cuenta a la Agencia CTyS, el ingeniero forestal y doctor en agronomía Guillermo Martínez Pastur, director del proyecto e investigador del CONICET.

Gracias a esta iniciativa, se pudo conservar el 80 por ciento de la biodiversidad del bosque fueguino bajo manejo, así como también bajar los costos del aprovechamiento y la producción de los aserraderos, manteniendo las mismas ganancias que se generaban con el método tradicional.

“La estrategia de trabajo fue analizar los métodos de cosecha y aserrado que empleaban las industrias locales, y optimizar los rendimientos y los costos. En pocos años, se logró cuadruplicar los volúmenes de cosecha, disminuir los costos a la mitad e incrementar en un treinta por ciento el procesamiento en los aserraderos”, subraya Martínez Pastur.

El método tradicional consiste en cortar la mitad de los árboles distribuidos homogéneamente en toda la superficie, dejar que se regenere naturalmente por medio de semillas y, finalmente, realizar la corta final de todos los individuos. “Hacer lo mismo, pero con un diseño de retención distinto permite generar una mayor cantidad de micro-sitios que le brindan una mayor posibilidad de supervivencia a las especies del bosque original”, insiste.   

Los científicos comenzaron los estudios en el año 1997 y, desde hace más de 10 años, el diseño de este método en parcelas experimentales de 50 (Ea. San Justo) y 70 hectáreas (Ea. Los Cerros). Hoy, es aplicado en un área cercana a las 5 mil hectáreas por dos empresas forestales locales.

El pasado 3 de julio, el equipo de investigación recibió el premio “Fidel Antonio Roig” a iniciativas del Uso Sustentable de la Biodiversidad para la convocatoria del año 2011, por el diseño experimental y sus resultados en la aplicación. El galardón fue entregado por el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, doctor Lino Barañao.

Fecha de Publicación: 2012-09-19
Fuente: Agencia CTyS