Exactas y Naturales Opinión 

HERNÁN MURIEL*

La recuperación de la Astronomía en Argentina

El investigador del CONICET explica el fortalecimiento de los estudios astronómicos en Argentina y destaca la participación del país en proyectos internacionales, como Gemini y CTA.


Hernán Muriel (Exclusivo para Agencia CTyS)- En Argentina, las investigaciones en Astronomía en los últimos años se desarrollan de manera sostenida, en comparación a algunos países del Primer Mundo donde los fondos disponibles para investigación están sufriendo recortes.

La Astronomía en nuestro país se recuperó luego de algunas épocas de indefinición en las políticas de investigación. El caso de Córdoba es muy particular, porque tiene una gran tradición, debido a que esta ciudad representa la génesis de estas investigaciones. Junto con La Plata son los dos Polos más tradicionales del país. Buenos Aires y San Juan son otros de los lugares donde se desarrolla una importante labor de investigación en Astronomía.

Siempre, los profesionales argentinos tuvieron éxito en el exterior, pero esto se debe a que la formación nacional está en un altísimo nivel. En cuanto a la tecnología se están modernizando los sistemas que permiten estudios complejos. Sin embargo, Argentina no posee la tecnología de última generación para algunas áreas de investigación, como por ejemplo la observación.
 
El icono en Argentina en relación a los observatorios es el Complejo Astronómico “El Leoncito” (CASLEO) en San Juan, que de a poco va perdiendo competitividad, aunque sigue siendo muy útil. No obstante, esta brecha se va acortando con la participación de Argentina en algunos proyectos internacionales, como Gemini. De esta manera, a través de la cooperación internacional se accede a la última tecnología desarrollada por otros países.

La Astronomía es una de las ciencias que más rápido se internacionalizó, es decir, las redes entre instituciones científicas del Mundo se crearon con gran celeridad. Desde sus inicios se fue constituyendo como ciencia internacional. Por ejemplo, el primer director del observatorio de Córdoba, Dr. Benjamín A. Gould era de origen norteamericano.

Hoy por hoy estamos en la etapa de las “megacolaboraciones” y Gemini es uno de los casos. Este proyecto consiste en dos telescopios, que se instalaron en Chile y en Hawai, y la participación de Argentina permite ingresar en la globalización de la cooperación.

A nivel regional, indudablemente Brasil y Chile tuvieron un crecimiento mayor en cuanto a formación de profesionales y a la cantidad de recursos para investigación. Chile es un caso único en el mundo, porque tiene en su territorio telescopios pertenecientes a EE UU, Europa y Japón, lo que generó un gran beneficio en el corto plazo.

Otro proyecto por demás interesante es CTA (Cherenkov Telescope Arrive), en el que se busca un sitio en el hemisferio para la instalación de alta tecnología. Argentina es un potencial aspirante para instalar el equipamiento en el propio territorio, por eso el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MinCyT) está analizando apoyar esta y otras interesantes iniciativas.

*Dr. en Astronomía de la Facultad de Matemática Astronomía y Física de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Se especializó en Alemania. Es profesor del Observatorio Astronómico de Córdoba que depende de la UNC e investigador independiente del CONICET. Forma parte del IATE y preside la Asociación Argentina de Astronomía (AAA).

Fecha de Publicación: 2011-08-17
Fuente: Agencia CTyS